Conjuntivitis: ¿Qué es el ojo rojo?

OJOS ROJOS POR CONJUNTIVITIS
La conjuntivitis es uno de los principales motivos de los ojos rojos, conoce un poco más sobre esta infección:

¿Qué es?

La conjuntivitis es la inflamación de la conjuntiva, que es una membrana trasparente que recubre a la córnea o parte blanca de los ojos y la parte interna de los párpados. Esta enfermedad puede ser causada por virus, bacterias, sustancias químicas, o por alergias, también se asocia al uso de lentes de contacto; dependiendo los síntomas y signos a los que se asocie podemos sospechar de cuál de estas se trata.

¿Cómo es?

Puede presentarse con diferentes signos y síntomas dependiendo que cual sea su causa, no tienes que presentarlos todos, lo importante es reconocerla, ya tu médico es quien al identificar la causa te indicará el tratamiento específico.

Síntomas

  • Ojo rojo
  • Picazón
  • Ardor
  • Sensación de cuerpo extraño en los ojos
  • Lagrimeo
  • Secreción de color amarillo-verdosa
  • Edema o hinchazón de la conjuntiva en el interior de los parpados
  • Molestia con la luz directa
  • Suele afectarse primero un ojo y luego el otro
  • En ocasiones puede asociarse a síntomas gripales, fiebre, dolor de garganta y malestar general.

¿Qué puedo hacer?

Cuando identifiques que puedes estar presentando conjuntivitis lo principal es consultar al médico, no automedicarte y evitar aplicar gotas y cremas que no hayan sido ordenadas por el medico en esta ocasión, debes consultar oportunamente. Hay que saber que no todas las gotas para los ojos están indicadas para todas las enfermedades porque como expliqué tiene muchas causas.

Puedes inicialmente aplicar paños fríos superficial y suavemente sobre los ojos con una toalla limpia, te disminuirá un poco las molestias, pero no es un tratamiento.

Lo principal es no rascarte los ojos porque te puedes causar lesiones y heridas que son tan pequeñas que no puedes ver, pero son muy peligrosas, debes lavarte muy bien las manos. Y si usas lentes de contacto debes evitar utilizarlos mientras presentas los síntomas, y debes descartar los lentes que estabas utilizando.

¡Recuerda!

Lo principal es reconocer los síntomas y consultar con tu medico no te automediques.