El infame poder del Bullying

El Bullying siempre ha sido una cuestión de poder y detrás de ella se encuentra el miedo.

Sergio Orrego es un nombre tan conocido en Colombia, como Dryke Hardam en Estados Unidos. Son la cara de la misma moneda con diferente idioma: el acoso escolar que ya ha traspasado las aulas y los patios de recreo, para llegar a las redes sociales y lastimar con sus estereotipos a
8.981 familias en Colombia, que no entienden cómo puede un dulce niño o un prometedor joven, llegar a hundirse tanto en la depresión, que el suicidio sea su única salida. Sergio y Dryke, como muchos otros, son vidas perdidas que no lograron superar la barrera del miedo. No se sintieron protegidos por aquellas personas mayores que debieron levantar la voz y tomar acciones preventivas. Estaban solos y eran maltratados en el lugar donde pasaban la mitad de su tiempo.

Prevención del Bullying infantil

Cada vez son más los casos y más tempranas las edades, en las que los niños tienen que enfrentarse a compañeros que asumen un poder basado en la intimidación. Cualquiera que tenga una característica física o emocional diferente a lo “normal”, es un candidato a ser llamado con apodos infames en un principio y progresivamente recibir ataques físicos de sus compañeros que pueden llevar a la muerte; porque ser diferente, es un delito grave y la condena son golpes, insultos y burlas repetitivas que con el pasar del tiempo, cambian la personalidad de un niño alegre y normal, por un adolescente rebelde que no desea volver a estudiar y no se siente capaz de hablar.

La normalización del matoneo

Los abusadores también son niños perdidos, víctimas de un entorno familiar que los lleva a imitar la violencia o la burla como único método para protegerse y sentirse superiores en algo. Es difícil detectar el Bullying a estas edades, los pequeños aún no saben gestionar sus emociones, por
esto, una señal de alerta se debe activar en el cerebro de cualquier padre, cuando su hijo le cuente que hay un compañerito muy violento en su clase.

Creer que el matoneo es una muestra de hombría, hace que muchos chicos callen por miedo a ser etiquetados como cobardes y prefieren soportar el Bullying por años; esta práctica abusiva e injusta no solo deja muertos, también quedan heridas reflejadas en adultos inseguros, acomplejados, asustadizos, con la dignidad perdida y sin ninguna fe en sí mismos.
En Colombia las cifras son alarmantes. Las ciudades principales con su gran densidad demográfica y sus problemas sociales son las más afectadas, sobre todo porque con las redes sociales el alcance incrementa. Refugiados en un avatar, los abusadores se sienten con más derecho de perseguir a niños y adolescentes con burlas, ofensas, indirectas, mentiras que orillan a sus víctimas a tomar decisiones desesperadas.

Bullying en adolescentes

La adolescencia es uno de los desafíos mas grandes del ser humano. Los cambios hormonales, físicos y psicológicos son demasiados y el grupo familiar es fundamental en esta etapa. Si no hay lazos de confianza, si se normaliza cualquier tipo de acoso y los padres ignoran las señales por
considerar que son cosas “normales”, ese joven rebelde puede convertirse en una víctima más del miedo. Por eso, es importante que desde el hogar estén atentos a estos comportamientos:

  • Cambios repentinos en la personalidad.
  • Señales de golpes o moretones injustificados.
  • Negación a ir a estudiar o a estar con algunas personas.
  • Dolores de cabeza o estómago.
  • No permitir acceso a sus redes sociales.
  • Aislamiento y tristeza continuos sin razón conocida.
  • Autoimagen y autoestimas desvalorizadas.
  • Cambio de hábitos alimenticios.
  • Problemas con el rendimiento escolar.
  • Llegar a casa con prendas rotas o con pérdida de sus pertenencias.

El amor como respuesta

La violencia se aprende y el amor también. Si un niño se encuentra con modelos de relaciones sanas, donde se acepten las diferencias y viva en un ambiente sin discriminación o matoneo hacia ninguna persona por su estatura, género, color de piel, posición económica u orientación sexual, seguro podrá ser un adulto que comprende y acepta al otro como su par.

Un verdadero segundo hogar

El colegio es aquel lugar donde una persona pasa la mitad de su vida. Miles de experiencias estarán atravesadas por las personas y enseñanzas vividas allí. Es por eso que la responsabilidad de un verdadero maestro va más allá de enseñar a leer y a escribir. Hay que enseñarles a los niños que:

  • Los cuerpos de las personas son sagrados.
  • Ser diferente está bien.
  • El respeto es la base de la convivencia.
  • Las redes sociales no son armas para acabar con quien no nos gusta.
  • Un niño solo y asustado no es solo problema de sus padres.
  • El Bullying es una práctica infame que puede matar.

“Nadie podrá llevar por encima de su corazón a nadie ni hacerle mal en su persona, aunque piense y diga diferente”

Traducción indígena del Artículo 11 de la Constitución Colombiana.

HOLA DOCTOR
Creemos en un país, donde más familias gocen de salud y bienestar. Por esto, integramos expertos en salud, aliados y tecnología para darle acceso a los hogares al sistema de salud garantizando oportunidad e inmediatez.

Somos la primera IPS virtual de Colombia que ofrece atención médica inmediata en medicina general y pediatría. Contamos con varias especialidades en salud, soportado en una plataforma, que facilita la accesibilidad, oportunidad y seguridad entre el paciente y el especialista, permitiendo la asistencia 24/7 y el seguimiento de cada orientación hasta 72 horas después de iniciada la consulta.